Apple podría retrasar el lanzamiento de su nuevo iPhone por el coronavirus.


La pandemia generó retrasos en la cadena de suministros lo cual impacta de lleno en la fabricación de este y otro tipo de dispositivos electrónicos. Usualmente la compañía da a conocer su móvil en septiembre pero a raíz de esta crisis, se estima que la fecha de presentación se podría correr uno o dos meses, según estimaciones de JP Morgan.

A lo largo del resto de este año, los usuarios podrían recibir la adición de significativas funcionalidades por medio de varias actualizaciones. Algunas de ellas ya se han revelado, pero todavía no son una realidad para las personas que usan el servicio.

Apple podría retrasar el lanzamiento de su nuevo iPhone a raíz de la crisis por el coronavirus. Usualmente el gigante informático da a conocer su nuevo celular en septiembre, pero este año eso podría cambiar.

El brote generaron varios desafíos para todas las empresas del mundo y Apple no es la excepción. A raíz de las restricciones se vio interrumpida su cadena de suministros con sede en China, Esto impacta directamente en la fabricación. A esto se suma la caída de la demanda de smartphones de alta gama que seguramente se profundizará tras esta crisis.

Según analistas de JPMorgan, Apple podría retrasar su próximo lanzamiento de iPhone uno o dos meses, pero no mucho más, según publicó el sitio CNBC. Las tiendas de Apple de todo el mundo (fuera de China) están cerradas hasta nuevo aviso y se está llevando cuarentena en gran parte de Europa, Estados Unidos y América Latina.

Además de los retrasos en entregas de insumos y fabricación, están las demoras en las prueba de verificación que están siendo reprogramadas para abril; en tanto que las producción piloto se corrió para fines de junio. Todo este escenario hace pensar que habría un retraso del lanzamiento del nuevo smartphone de entre uno y dos meses.

Cabe recordar que el mercado de smartphones experimentó una caída del 38% en febrero, según datos de Strategy Analytics. Teniendo en cuenta, entonces, las dificultades que impactan en toda la cadena de producción más esta reducción de la demanda global, tiene sentido que opten por ajustar la fecha de lanzamiento.

C